jueves, 24 de diciembre de 2015

Feliz nochebuena y nacimiento de...

Pues bien mis amados lectores, hoy vengo a desearles feliz navidad pero sobretodo vengo a darles un motivo diferente (sobre todo a los mexicanos) para celebrar estas fechas; antes de comenzar la historia les quiero desear un año maravilloso lleno de amor y felicidad, que se la pasen con sus personas favoritas y coman como desesperados (pero no como yo) ¡Comenzamos!


Al igual que otras culturas, durante el solsticio de invierno, es decir, el 25 de diciembre, los mexicas conmemoraban una fiesta muy importante de su calendario festivo: la dedicada al dios tutelar Huitzilopochtli, hijo de Coatlicue, la de la Falda de Serpientes, y madre de todos los dioses mexicas, asociada con la Tierra y la Primavera, quien había concedido a Huitzilopochtli cuando del Cielo cayó en su seno una bola de brillantes plumas. Sus hijos e hijas, enojados al descubrir su preñez, decidieron matarla para así borra su falta, pero en cuanto nació Huitzilopochtli, completamente pertrechado para la guerra, dio muerte a tan despiadados hermanos y protegió a su madre del peligro que la acechaba.
 La fiesta mencionada, denominada Panquetzaliztli, se celebraba el decimoquinto mes del calendario. En ella, los sacerdotes ayunaban por cuarenta días y hacían varias penitencias; por ejemplo, ir desnudos a la medianoche a llevar ramos a los montes. Fray Bernardino de Sahagún en su Historia general de las cosas de la Nueva España, nos informa: El segundo día de este mes, comenzaban todos a hacer areito, y a cantar los cantares de Huitzilopochtli, en el patio de su cu; bailaban hombres y mujeres todos juntos, comenzaban estos cantares a la tarde y acababan cerca de las diez; duraban estos cantares y bailes veinte días. A los nueve días de esta mes aparejaban, con grandes ceremonias, a los que habían de matar: pintábanlos de diversos colores, componíanlos con diversos papeles; al fin hacían un areito con ellos, en el cual iban una mujer y un hombre pareados, cantando y bailando.
 El hecho de que los mexicas realizaran una fiesta a Huitzilopochtli, el Dios-Sol de la guerra, en la misma fecha en que los cristianos conmemoraban la Navidad, facilitó la labor de los frailes en el Nuevo Mundo. Hacia 1528, a escasos siete años de haberse consumado la conquista de México, el franciscano Juan Pedro de Gante reunió gran cantidad de indígenas para que entonaran el himno religioso Ha nacido el Redentor, y así se festejó la primera Navidad. No se tiene noticia de que en fecha anterior se haya llevado a cabo alguna celebración con tal motivo en nuestro país.


Por lo visto, muchos dioses nacen el 25 de Diciembre, sin embargo Cristo, de quien se dice la Navidad es en su honor no hay registro alguno de su nacimiento. Ni Pablo, ni Pedro, Juan o los demas apostoles celebraron la famosa navidad.
 Los 4 Evangelios de la Biblia tampoco mencionan fecha alguna, ni siquiera un dato aproximado de su nacimiento, la misma Palabra de Dios exhorta a los cristianos a recordar la muerte y resurrecion de Cristo, no a recordar su nacimiento.


Recuerden que no hay vida más perfecta que una vida entre páginas y letras... Feliz navidad 🎄❤

No hay comentarios.:

Publicar un comentario